¿Te fijaste en esto cuando jugabas al Silent Hill?

He aquí un buen número de curiosidades, referencias literarias y cinematográficas, guiños intencionados y posibles coincidencias contenidos en el juego más macabro y retorcido de la historia… ➞

Curiosidades en Silent Hill

El nombre del personaje de la policía Cybil Bennet está basado en el de la actriz Sybil Danning y en el de Lawrencia Bembenek, mujer policía que cometió un asesinato pasional.

El nombre de la enfermera Lisa Garland está inspirado en el de una enfermera asesina de la película Zombie 2 y en el de Judy Garland, conocida por su papel de Dorothy en la película de 1939 El mago de Oz. Se rumoreó que Lisa estaba muerta desde el principio a causa de una sobredosis de un fármaco que le administraba el Doctor Kaufman. Curiosamente Judy Garland murió por una sobredosis accidental de barbitúricos.

El nombre del Doctor Michael Kaufman proviene de la combinación del de Michael Hirst y Joey Kaufman, dos productores conocidos por películas de Serie B tales como El vengador tóxico.

Los dispensadores del diario “Silent Hill Inquisitor” contienen una publicación donde se puede leer en portada “Bill skins fifth”, referencia a la película El silencio de los corderos. En el film aparecía un periódico llamado The National Inquisitor, en el cual se podía leer el mismo titular que hablaba sobre el quinto crimen del psicópata conocido Bufalo Bill.

El Café 5 to 2 es un guiño al restaurante cafetería que aparece en Asesinos Natos.

La máquina de pinball de Medieval Madness que aparece en la primera cafetería es un guiño al segundo álbum del grupo británico Portishead, del que Akira Yamaoka es fan.

En la cafetería del principio se podía encontrar un letrero donde aparece Stephen King sujetando una escopeta y con el mensaje Estudia, maldita sea. Esta imagen apareció en la revista para estudiantes del campus de Maine en 1970 cuando Stephen King estudiaba en aquella universidad.

Otro de los carteles de este escenario parece publicitar la obra Pet Sematary de Stephen King.

También aparece un anuncio de la versión cinematográfica de Carrie dirigida por Brian de Palma y estrenada en cines en 1976.

Una de las calles del juego, la calle Bachman, es una referencia a un seudónimo que empleaba Stephen King al firmar ciertas obras.

Existe un paralelismo entre unas líneas de la novela La niebla con las palabras de Harry al comenzar a escribir sus propias anotaciones la primera vez que se usa un punto de guardado.

En otro de los carteles se puede leer La mujer que vino de vulcano, lo cual podría ser una referencia al personaje de Spock de Star Trek, ya que procedía de un planeta llamado así.

En otro de los póster se puede leer los marcianos han llegado, lo que podría ser una pista o un guiño al final ovni del juego.

En la entrada de un local aparece una placa de color rojo con el número 6843 se especula con que podría ser una fecha concretamente el 8 de junio de 1943, en alusión al nacimiento del actor británico Colin Baker, que encarnó al Doctor Who desde 1983 hasta 1986.

La tienda Cut-Rite Chain Saws, justo donde encontrábamos la motosierra, es una referencia a La matanza de Texas 2, película de 1986.

Un cartel encabezado por la palabra del infierno seguida de un texto sobre ayuda a la drogadicción parece extraída de la película La escalera de Jacob, en la cual su protagonista, al igual que Harry en aquel final donde fallecía, parecía estar atrapado en su propio infierno mientras agonizaba camino a la muerte.

Las tres llaves del león, el espantapájaros y leñador son una referencia a los personajes de El mago de Oz. Además Harry se pierde en un mundo extraño, al igual que Dorothy.

En el cine del pueblo aparece el cartel de En busca del arca perdida y Jungla de cristal 2, con títulos falsos.

El motel normal es todo un guiño al motel regentado por Norman Bates, el asesino de la película Psicosis, uno de los films más conocidos de Alfred Hitchcock.

En una de las puertas de “nowhere” aparecían grabadas las palabras “help me”, que también aparecían en el cuerpo de Regan, la chica poseída de El exorcista.

La fotografía de Alexa que encontramos en el hospital muestra una apariencia fuertemente inspirada en el personaje de Florence Tanner de la película La leyenda de la mansión del infierno.

En un edificio del pueblo se puede encontrar un cartel con las siglas “FAA” y una cabeza de cerdo sobre una puerta, guiño a la película 12 Monos donde Freedom for Animals Association era el cuartel general del ejército de los 12 monos.

Floristería Mushnik es un nombre que proviene de la película La pequeña tienda de los horrores. En el escaparate se ven unos carteles donde se lee el nombre de Audrey Junior el nombre de la inolvidable planta carnívora.

El teatro Metropol se basa en una localización homónima de la película italiana Demonios dirigida por Lamberto Bava y producida por Darío Argento.

La idea de los parásitos persiguiendo a sus víctimas y empujándolos a matar podría provenir de una película de serie B conocida como El terror llama a su puerta.

Durante los créditos del juego aparecen unas escenas con los distintos personajes y la pose que adopta Cheryl es similar a la de la actriz Kelly McDonald en un cartel promocional de Trainspotting.

En la versión oscura de la escuela, justo en el aseo donde se podía hallar la escopeta, había un cadáver colgado en la pared y junto a él una inscripción hecha con sangre que decía Leonard Rhine The monster looks, que podría ser una referencia a la novela de Phantoms escrita por Dean Koontz.

En la gasolinera podíamos ver un logotipo con un caparazón de caracol con el nombre Head, alusión a la petrolera Shell cuyo logo es una concha marina. En este establecimiento había un cartel donde se publicitaba una oferta de aceite infernal. Además, la gasolina no es que fuera barata precisamente…

La farmacia Ichiron podría deber su nombre al juego de cartas Horus Hersey emplazado en el universo ficticio de Warhammer.

Un póster parece publicitar un periódico en la línea del británico Daily mirror, con un titular que curiosamente ocupó una de sus portadas donde aparecían los Beatles.

Una tienda del pueblo muestra un cartel con un rótulo que ofrece un servicio completo de bodas, alusión a la revista especializada en estos eventos conocida como Virginia Bride.

Burger King tiene su equivalente en Queens Burger y McDonalds en Mec Burger. También existía Konami Burger frente a la oficina de correos, cuyo nombre se convertía en Konami Berger tras enfrentarnos al jefe polilla. Se dice que esto es un guiño a Greg Berger, un actor de doblaje que trabajó para Konami.

Las placas del sombrerero, la reina, el gato y la tortuga que eran necesarias para resolver un puzle en el hospital Alchemilla eran referencias a Alicia en el país de las maravillas.

Las calles de Silent hill tomaban sus nombres de reconocidos autores literarios. La calle Bradbury hace alusión a Ray Douglas Bradbury, escritor de cuentos de temática de terror y fantasiosa. La calle Levin está dedicada a Ira levin, autor de La semilla del diablo.

A pesar de que muchas compañías tratan de evitar la inclusión de símbolos religiosos para curarse en salud y no desatar polémicas indeseadas, en Silent hill podemos encontrar un cuadro de La Virgen llorando, un crucifijo en el aula de música de la escuela o un Cristo crucificado en la iglesia. Además se pueden detectar referencias a la Capilla Sixtina de Miguel Ángel o a La Virgen del Jilguero de Rafael Sanzio.

Flauros era un extraño artefacto con el que se podía contener el poder de Alessa, sin embargo en demonología Flauros es un gran duque del infierno con 36 legiones de demonios a su mando.

En la versión oscura de la escuela podíamos hallar en una mesa una serie de cartas de póquer mostrando sus números. Al contarlos la suma era 13, número asociado con la desventura.

El número 4 también despierta una gran superstición entre los japoneses ya que se pronuncia igual que “muerte”. Es habitual que se prescinda de este número en lugares como los hoteles o los hospitales. En Silent Hill esta superstición se plasmó de manera peculiar en el ascensor del hospital, en el cual, pasado cierto punto del juego el botón del cuarto piso aparecía misteriosamente y al adentrarnos en aquella planta accedíamos al mundo de pesadilla.

El nombre de la tienda de antigüedades Green Lion Antiques podría ser una referencia al “león verde” que en alquimia se interpreta de forma metafórica cuando un sulfato verde purificaba la materia.

En la zona del juego “nowhere” debíamos encontrar una serie de llaves con unos nombres muy particulares para poder desbloquear distintas puertas: Bethor, Aratron, Phaleg, Hagith y Ophiel. Estos nombres corresponden a una serie de espíritus olímpicos mencionados en un grimorio suizo de 1.575 conocido como Arbatel De Magia Veterum.

La escena en que aparece Dalia por primera vez, ésta se gira hacia el jugador recordando una de las escenas de El exorcista.

Por algunos foros se comenta que la pelota de goma que podía encontrarse en el colegio era un guiño a la película de terror canadiense Al final de la escalera.

En la versión oscura de la escuela teníamos una estancia donde aparecían colgadas del techo una serie de cadenas ensangrentadas con restos de carne, un decorado muy común en las películas de Hellraiser.

En el film de 1978 llamado The Manitou se hablaba de una entidad demoníaca que trataba de nacer por medio del cuerpo de la mujer, gestándose en una especie de joroba que los médicos interpretaban como un tumor. Esto guarda un ligero paralelismo con la historia de Silent Hill.

La casa de campo que se mostraba en la introducción del juego parecía claramente inspirada en la casa Olson, inmortalizada por Andrew Wyeth en su obra de 1948 titulada El mundo de Christina. En la actualidad está abierta al público como un museo.

Encuentra más curiosidades en este vídeo:

Silent Hill. Historia del juego.

Intentemos recorrer la historia de Silent Hill en este artículo.

Después del gran éxito comercial de Resident Evil, el género del survival horror se encontraba en su punto álgido. Konami no quiso quedarse atrás y lanzó su propio título.

El principal objetivo era crear un juego lo más perturbador posible, subir un peldaño dentro del género. De esta forma introdujeron en el juego un enfoque del llamado “terror psicológico” y Silent Hill se convirtió en uno de los mejores títulos concebidos hasta la fecha.

El Team Silent

El “Team Silent” fue el equipo dentro de Konami que se encargó del proyecto Silent Hill. Uno de los componentes del equipo era el genial compositor Akira Yamaoka, quien se encargó de crear una banda sonora con identidad propia y quien además supo insertarla en los momentos clave del juego para sumergir por completo al jugador. Esta melodía era capaz de transmitirte una gran tensión en los momentos más brutales de la historia.

Team Silent

La introducción

Silent Hill vió la luz en el año 1999 y fue lanzado en los tres mercados principales: América, Japón y Europa.

El juego nos sitúa en la piel de Harry Mason, un padre que se dispone a pasar las vacaciones con su hija Cheryl. De repente, mientras Harry conduce, observa la figura de una mujer en medio de la carretera y se ve obligado a dar un brusco volantazo para esquivarla. El suceso acaba en accidente y Harry despierta un tiempo después conmocionado. Su hija ha desaparecido.

Sale del coche y comienza a buscarla desesperadamente. A lo lejos divisa su figura y comienza a gritar su nombre. La niña parece no darse y cuenta echa a correr en dirección opuesta. Al rato descubrimos que ambos se encuentran en medio de una ciudad maldita llamada Silent Hill. Mientras Harry continúa persiguiendo a su hija, la ciudad sufre su primera transformación macabra, hecho recurrente a lo largo del juego.

La historia de Silent Hill

Finalmente Harry se despierta en una cafetería acompañado de la agente Cybil Bennett, que nos prestará su ayuda para encontrar a Cheryl y nos entregará nuestra primera arma de fuego. En este punto encontraremos además uno de los objetos míticos de la saga: una radio que emite un sonido ininteligible cuando los monstruos se aproximan.

La historia de Silent Hill

Los personajes

Durante el juego únicamente manejaremos a Harry Mason, sin embargo nos iremos topando con una serie de personajes secundarios que nos ayudarán, voluntaria o involuntariamente, a comprender la historia de Silent Hill, lo cual no es tarea sencilla. Cybil irá apareciendo en momentos puntuales del juego de manera un tanto misteriosa y Cheryl, la hija de Harry, será clave en el juego.

Uno de los personajes más cautivadores de esta entrega es Lisa Garland, la enfermera del Hospital Alchemilla, quien se encargó de procurar cuidados a cierta persona que no vamos a desvelar aquí para no hacer spoiler. Durante sus encuentros con Harry, Lisa se comporta de forma un tanto peculiar, expresando siempre su necesidad de sentirse protegida por alguien. A medida que avanza el juego su comportamiento irá evolucionando puesto que guarda un secreto que la atormenta. Este es sin duda uno de los personajes más queridos de la saga.

La historia de Silent Hill

El apartado técnico

En contraposición a su alter ego Resident Evil, el Silent Hill ofrece unos escenarios totalmente tridimensionales en los que la cámara desempeña un papel fundamental para hacer que el jugador sienta que realmente está viviendo la historia (enfoque de terror psicológico). Cuando la cámara necesite enseñar algo especial, se colocará de acuerdo a este objetivo. Cuando necesite mostrar un plano atípico para generar mayor tensión o incomodidad al jugador, lo hará sin miramientos. De todas formas, cuando la radio comience a sonar, lo habitual será tomar el control de la cámara mediante el botón correspondiente para averiguar dónde se encuentra el peligro.

La historia de Silent Hill

La mayor parte del juego la pasábamos explorando la ciudad con ayuda de varios mapas, buscando objetos esparcidos por ella, ya que la munición y los botiquines son necesarios y escasos. Los mapas, que en otros survival horror no sirven para nada, en eran fundamentales en Silent Hill, ya que algunos escenarios resultan muy laberínticos por estar plagados de puertas y pasillos distribuidos en varias plantas. En cierto momento del juego Harry se queda sin su preciado mapa para hacer la situación más agónica si cabe.

La historia de Silent Hill

El juego nos permitía andar mientras disparábamos, lo cual también constituyó un avance respecto a Resident Evil.

Los puzles y los monstruos

¿Y qué decir de los famosos puzles? Los de Silent Hill son complejos e inteligentes, de los de comerte mucho la cabeza o tirar de guía a la desesperada, aspecto que se ha ido suavizando en posteriores entregas. Una pena.

La historia de Silent Hill

Las criaturas a las que Harry debe enfrentarse también son dignas de un artículo propio y otro factor clave en el enfoque de terror psicológico. Cada escenario cuenta con los suyos y los jefes son oscuros y retorcidos. Hay algunos clásicos como las famosas enfermeras.

En este caso, en capítulos posteriores de la saga los monstruos van mejorando y evolucionando. Nunca llegan a decepcionar.

La historia de Silent Hill

Los finales

El juego es largo y muy “regujable”, ya que cuenta con 5 finales alternativos que conseguiremos en función haber realizado o no una serie de acciones a lo largo del juego. Además, al jugar por segunda vez, Harry encontrará nuevos objetos y armas. También existe la posibilidad de escoger entre tres niveles de dificultad, que siempre se agradece.

La historia de Silent Hill

Los defectos

Aunque roza la perfección, podemos encontrar algunos pequeños contras en el juego. Por ejemplo, el juego de cámaras puede dejarnos vendidos en alguno de los espacios cerrados, en los cuales nos veremos obligados a forzar el cambio para tener una mejor perspectiva.

El control quizás resulte algo tosco y sea la parte del juego que peor ha envejecido, dada la evolución que ha sufrido este aspecto a lo largo del tiempo en los videojuegos de tercera persona.

Otro de los puntos negativos es el doblaje de la versión en inglés, ya que parece que por aquel entonces los actores no estaban muy acostumbrados a doblar videojuegos y saltaba a la vista (o al oído) que se limitaban a leer un texto. Le faltó un poco de profundidad en general.

La conclusión

¿Conclusión? Silent Hill es sin ninguna duda un grandísimo juego, un precursor del enfoque de terror psicológico y un justo representante del género survival horror. Guión impecable, personajes complejos, banda sonora espectacular, atmósfera absorbente, acertijos imposibles y criaturas perturbadoras. Poco más se puede pedir.

La historia de Silent Hill

Esta es la historia de Silent Hill.